!DOCTYPE html PUBLIC "-//W3C//DTD XHTML 1.0 Strict//EN" "http://www.w3.org/TR/xhtml1/DTD/xhtml1-strict.dtd"> inter shitty 2073: Una década después del día de la bestia

inter shitty 2073

El blog las verdades relativas, las reflexiones estúpidas y las referencias idiotas. Donde las cosas se aprenden desordenadamente.

15.10.05

Una década después del día de la bestia

Aunque no puedo hablar de fechas exactas, porque las desconozco, me consta que recientemente se cumplirá una década del estreno de El día de la bestia, segunda película de la filmografía de Álex de la Iglesia. Tal efeméride, de primeras, quizá tan solo les haga caer en la cuenta de la fugacidad del tiempo. Lo rápido que pasa todo, lo mayores que nos hacemos, todas las horas que hemos desperdiciado haciendo, literalmente, el tonto y reflexiones similares. Pero dejando un lado victimismos que no vienen al caso, desde la redacción (mi cuarto) de este rincón de referencias idiotas y todo lo demás , hemos decidido reivindicar, u homenajear (como se quiera), esta gran película.


Puestos a buscar excusas o motivos para hablar de esta mítica cinta, cabría comentar que ésta fue la película que dio a conocer a Santiago Segura al gran público. Ya saben que este nombre corre a día de hoy de boca en boca, de post en post, de blog en blog a cuenta de su última película, aquí reseñada. Lo que me recuerda que a cuenta de este tipo se debate en los foros más diversos sobre la industria cinematográfica española. El día de la Bestia, lo digo sin miedo, es seguramente uno de los éxitos más inesperados de nuestro cine en la última década. Para mí gusto, una de las películas mejor acabadas y más originales. Además, y por si fuera poco, estos días el director vasco está siendo homenajeado en Sitges. Razones para hablar de ella, como ven, no faltan.

Álex Angulo, que ya se perfilaba como "actor fetiche" dentro de la filmografía de su tocayo De la Iglesia (ya había aparecido en el primer corto del director, Mirindas Asesinas, en su ópera prima, Acción Mutante y, más adelante, haría lo propio como secundario de excepción en Muertos de Risa), interpreta al padre Ángel Beriartúa, protagonista de esta peculiar historia. Beriartúa, catedrático de teología de la universidad de Deusto, ha descubierto el secreto escondido a modo de críptico en las páginas del libro del Apocalípsis. Según este sacerdote, la nochebuena del año 1995 el hijo de Satán, el mismísimo Anticristo, nacerá en Madrid. Ante este abrumador y aterrador descubrimiento, el cura vizcaíno decidirá aplicar la vieja máxima de "ten cerca a tus amigos, pero mucho más a tus enemigos" y viajará hasta la capital del reino para vender su alma al maligno, granjearse su confianza y tratar así de conocer sus planes, boicotearlos y, de paso, salvar a la humanidad.


Ya en Madrid, el padre Beriartúa se topará con Jose Mari, un dependiente de una tienda de discos heavie, interpretado por Santiago Segura. Ambos formarán la accidental pareja, tan buena como otros grandes referentes de la comedia de toda la vida, que nos llevará por los pasadizos más angostos, crueles y claustrofóbicos de esa oscura y previsiblemente definitiva nochebuena madrileña. La primera vez que ví a Santiago Segura en la pantalla, encarnando ese delicioso papel de drogata satánico y de Carabanchel, caí rendido en sus brazos. Y creo que no fui el único. Segura pasaría a ser, a partir de entonces, uno de esos actores omnipresentes en las producciones españolas. Aunque Segura ha hecho mucha mierda desde entonces, ahora mismo no recuerdo una interpretación a la altura de la de Jose Mari en esta pequeña joya. Si acaso, su encarnación del teniente corrupto cañí que todos ustedes ya conocen de sobra. En la primera parte de la saga, eso sí.


Pero todavía queda el tercero en discordia, el profesor Cavan, una figura mediática que invita desde su programa "La zona oscura" a la paranoia generalizada en temas de oscurantismo, exorcismos varios, predicciones descabelladas y demás esoterismos de todo a 100. Cavan, que se mostrará escéptico en un principio con respecto al tema del Anticristo, se unirá a esa extraña pareja formada por Angulo y Segura en la búsqueda de la salvación de la humanidad. Su misión no será, ni mucho menos, sencilla. De todas formas, no es fácil hacerle entender al ciudadano medio que el fin del mundo se acerca inexorablemente ante la llegada de la encarnación mundana del Príncipe de las Tinieblas.



Aunque ya lo hemos dejado intuir, uno de los puntos fuertes de la película es la fantástica caracterización que se hace de la ciudad de Madrid. No sé si se puede definir como caracterización, pero creo que nos entendemos. ¿Quién dijo que era necesario rodar en una ciudad americana para ambientar solventemente una cinta fantástica? Álex de la Iglesia convierte a Madrid en una ciudad apocalíptica. Donde unos energúmenos bajo el lema "Limpia Madrid" queman indigentes, inmigrantes y otros descastados indefensos. Donde las pensiones están habitadas por seres miserables y desequilibrados. Donde todas estas paranoias resultan creíbles. La oscura atmósfera que el director indautxutarra consigue impregnar a Madrid gracias a su personal y transgresora concepción visual es, como venimos insinuando, toda una delicia. Y a diferencia de la magnífica transformación que se hace de Barcelona en El Maquinista (se hace la hace pasar la ciudad catalana por Detroit), De la Iglesia no tiene reparos en situar la acción en rincones tan míticos de la capital como la Plaza Callao. Maravilloso montaje, por cierto, el de la famosa secuencia ambientada en el luminoso de la céntrica plaza madrileña.

Pero, si a caso, el mayor acierto de todos es la sutil mezcla de géneros. "Comedia de acción satánica", rezaban los carteles publicitarios en aquel año. A mí siempre me ha parecido una comedia de las buenas. Buenos gags no faltan. Pero no deja de haber cierta tensión propia del terror. Además de muchos ingredientes que reivindican a Álex de la Iglesia como gran cinéfilo o zinéfago, aparte de como buen director de cine. Una pena que, en mi opinión, sus últimas películas intenten fallidamente cosechar el mismo éxito de las primeras con esas mismas constantes. Crímen Ferpecto no es una buena peli, 800 balas me parece directamente infumable. Siendo bastante respetable el resto de la filmografía del orondo director. Personalmente me quedo con La comunidad y, tal vez, con Perdita Durango. Aunque Acción mutante, su ópera prima, es graciosísima (quizá cuenta con la mejor interpretación de la historia de mi admirado paisano Antonio Resines). Y me considero defensor de Muertos de Risa, que me dejó bastante frío la primera vez que la vi, pero que en una pertinente revisión me cautivó.


La banda sonora está también muy bien escogida. La música de Extremoduro, Negu Gorriak, Eskorbuto... le dan un toque más lúgubre y oscuro a la atmósfera de aquella tétrica nochebuena. Creo recordar, por cierto, que hubo una gira con algunos de los grupos que participaron en esta banda sonora.

Como anécdota merece la pena reseñar las leyendas urbanas que se han vertido sobre esta película. El hermanísimo de Álex, Agustín de la Iglesia, artista no reconocido por el gran público, pero famoso en su casa a la hora de comer, siempre ha asegurado que el argumento de la peli está basada en una historia real. En una visita que el bueno de Agustín tuvo a bien hacer a nuestro difunto programa de radio Qué verde era mi valle, nos explicó con todo lujo de detalles (más de los necesarios, todo sea dicho) como su hermano se inspiró en las vivencias reales de un cura jesuíta que se lanzó a la búsqueda del anticristo acompañado por un heavie lunático, que para más detalles era camarero de un bar sito en algún punto del monte Pagasarri, cerca de Bilbao. También nos confesó, en aquella inolvidable sesión radiofónica, que conocía la existencia de un bigfoot verde que igualmente pululaba por ese monte. Donde, creo recordar, también conoció al gnomo Makoki, con el que convivió una temporada. Pero esa es otra historia. Creo que alguno de mis compañeros todavía conserva la cinta de aquella entrevista tan lisérgica.


En fin, sólo huelga apuntar que El día de la bestia es de esas películas con las que uno tiene un vínculo especial. La vi con trece años en el cine, en la sesión de tarde, el día que nos habían dado las vacaciones de navidad. Me hizo sentir feliz y menos desplazado y raro. Ya ven que tontería, pero así lo recuerdo. Por eso, la revisé hace poco para traducir mis impresiones en este post y, la verdad, no pude dejar de hacerlo de una forma un tanto indulgente; con mucho cariño, vaya. Y, de paso, obligué a mi hermana, de catorce años, a que la viera conmigo. Sobra decir que le encantó. "Nunca había visto una película española así", fueron sus declaraciones. Creo que la primera vez que la vi pasó algo parecido por mi cabeza.

Ya que la última película reseñada por aquí también pertenece a lo mejorcito del cine español y está ambientada en nochebuena concluiré este post de igual forma. Invito a los programadores de la segunda cadena de televisión pública (el mítico UHF) que cambien la archirrepetida Qué bello es vivir, por alguno de estos dos títulos: Plácido o El día de la bestia, en su parrilla de la madrugada del 24 al 25 de diciembre. Parafraseando al señor extractodepollo, son películas con mucho espíritu navideño.

9 Comments:

At 10:12 p. m., Anonymous Dr.Benway said...

¿Diez años ya? uf joder recuerdo cuando la vi en el cine con 15 añitos, la verdad me marcó mucho.

 
At 3:23 a. m., Anonymous Horrorscope said...

Genial película de cojonudo montaje, entretenida y cómica, de puta madre... No se calificarla de otro modo. A mí me parece de las mejores películas que nos ha entregado el cine español en los últimos años, la mejor del entrañable de la Iglesia junto con "La Comunidad", y la banda sonora un auténtico homenaje a todas esas bandas de trash y rock sucio que tan en boga estaban por aquel entonces, y sí, Segura nunca ha vuelto a estar a la altura de un personaje como JoseMari, de hecho yo creo que nunca, porque ni en "Evilio", su corto, que era como éste físicamente y aprentemente pero más enfermo psíquicamente el tío no realiza bien la cinta más que nada porque no creo que sea un buen realizador, de hecho Strauberry, vocalista de Def Con Dos, que también colabora en la banda sonora de "El Día De La Bestia" le dijo que era una mierda siendo colegas y desde entoces Santiago se enemistó con él. Álex Angulo inconmensurable, y en "Mirindas Asesinas" más de lo mismo.
Disiento de su opinión a cerca de "Crimen Ferpecto" que si me parece una buena película y "800 Balas" que me parece un sentido homenaje hacia Leone con un Sancho Gracia en estado de su apellido (que original soy...). Pero solo es mi opinión.
También destaco el contenido etimológico del filme, donde se ve que el tipo se sacó la carrera de filofía cosa que mi hermano bien sabe pues hizo lo mismo también en Deusto y que por cierto tenía un profesor un poco cabroncete que alababa el trabajo de Álex y de hecho escribía a cerca de él en uno de sus pedantes libros a cerca de la violencia nosequé (disculpen mi ignorancia) que se ve en sus filmes.
Por cierto, aver si me veo de una vez "Plácido".

 
At 11:25 a. m., Blogger 藤原 弓美 said...

Alex de la Iglesia es GRANDE!
Personalmente me quedo con esta y La Comunidad, pero (aparte de Perdita Durango y Crimen Ferpecto, que no me gustaron, igual les tengo que dar una segunda oportunidad), no me pierdo ninguna de él.

 
At 12:36 p. m., Anonymous Horrorscope said...

Por cierto Mr. Lutxo, tal vez no venga a cuento, pero hoy hechan Aguirre de Herzog a las 00:35 en la 2.
Por lo que dice Ice Cream, a mí sí me gustó también Perdita, ya véis que aprecio el trabajo de este señor, pero desde mi punto de vista la adaptación del mundo Gifford al cine le quedó mejor a Lynch con su "Corazón Salvaje", tanto es así que de hecho Gifford quedó tan satisfecho con el resultado de ésta que ayudo a David Lynch a elaborar el guión de "Carretera Perdida".

 
At 6:52 p. m., Anonymous Mycroft said...

A mi me gusta bastante de la iglesia, pero coincido que esta en un momento creativo no tan bueno...quien sabe, si se hubiese llevado a cabo su soñado Fu-manchú...!

 
At 7:47 p. m., Blogger perrolutxo said...

Yo tengo ganas de ver su telemovie hecha para la serie renovada de historias para no dormir. Es un registro que le pega mucho...

Quizá yo también les deba dar una nueva oportunidad a crimen ferpecto y 800 balas, ví las dos en el cine y no las he revisionado. De momento, como dice usted, mycroft, veo que su creatividad no pasa por su mejor momento. Como Ice Cream, yo tampoco me pierdo ninguna. Como me siento estafado 2 de cada 3 veces que voy al cine, no me importa que el dinero vaya a parar a De la Iglesia.

En fin, que gracias a todos por sus comentarios. Aprendo mucho con ustedes, de verdad. Hoy trataré de ver la peli de Herzog, si no la grabaré. Va a ser mi iniciación en su filmografía...

 
At 1:49 p. m., Blogger txolo said...

Creo que es de lo más destacable que se ha hecho por estos lares en los últimos 10 años. Un peliculón en toda regla, auténtico "cinema freak", estoy seguro de que si hubiese explotado el merchandising hubiese reventado la cuenta corriente (imaginense un muñequito del Profesor Cavan)

 
At 8:21 p. m., Anonymous VSancha said...

Genial pelicula, un film de culto donde los haya, y ami me gusto Crimen Ferpecto, aunque en el medio de la pelicula decaiga un poco bastante, pero tiene un genial comienzo y un buen final.

 
At 1:22 p. m., Blogger Tretolari said...

Padreeee mire como vuelo!

 

Publicar un comentario

<< Home

Web Counter
Hit Counters

Powered by Blogger