!DOCTYPE html PUBLIC "-//W3C//DTD XHTML 1.0 Strict//EN" "http://www.w3.org/TR/xhtml1/DTD/xhtml1-strict.dtd"> inter shitty 2073: Parece que fue ayer (100 veces inter shitty)

inter shitty 2073

El blog las verdades relativas, las reflexiones estúpidas y las referencias idiotas. Donde las cosas se aprenden desordenadamente.

24.11.06

Parece que fue ayer (100 veces inter shitty)

Yesterday fue la primera canción que escuché de los Beatles siendo consciente de ello. Tal vez, por eso, cuando me preguntan cuál es mi canción preferida de los Beatles digo ésta sin pestañear. A veces completamente convencido y otras, arrepintiéndome un poco, pero intentanto evitar la terrible decisión... la respuesta honesta, en fin, cambia cada día. La inevitable historia personal que me une a esta canción es una de esas preciadas anécdotas frikis que uno guarda para ocasiones especiales, cenas navideñas. La típica que te da de contar después de unas (muchas) cervezas cuando uno ya cuenta las historias como el abuelo de la familia Simpson, sin intentan llegar a algún lugar concreto.

En mi casa no tuvimos minicadena hasta bien entrados los noventa, cuando yo tenía doce años o por ahí. Así entró en mi vida el compact disc, que por aquel entonces era un revolucionario formato de audio que permitía pasar canciones con un botón y del que se decía que sus discos jamás se rallaban (ilusos de nosotros). Ante el reto de comenzar a construir nuestra propia discoteca familiar, mi padre (lector habitual de este blog) me mandó al kiosko a comprar el primer fascículo de una jugosa enciclopedia de rock que no paraban de anunciar por la tele, y que inevitablemente venía con un cedé de regalo (la madre del cordero). Evidentemente había oferta de por medio. La primera entrega, 100 pesetas. Lo que los chavalillos de entonces conocíamos como 20 duros. Una moneda dorada que los que no crecimos con el €uro recordamos como un capital con el que se podían pagar desde polos marca lacoste hasta cenas de las de café, copa y puro. O veinte gominolas de duro.

Como era buen chaval, me presenté ipso facto en nuestro kiosko de confianza y volví felizmente a casa, fascículo en ristre. Como por aquel entonces vivía en una feliz burbuja de ignorancia, no me daba cuenta de la bomba de relojería que tenía entre las manos. De las nueve canciones que el compact de regalo compilaba recuerdo de memoria clásicos del calibre de Hey Joe de Jimi Hendrix, My Generation de los Who, Roadhouse Blues de los Doors, Sympathy for the devil de los Rolling, Money de Pink Floyd y, tal vez, una de Santana de cuando era bueno (¡todos juntos!). Yesterday era la última pista. Por desgracia, como casi todas las demás gangas que nos hemos encontrado en nuestras miserables vidas, la cosa tenía su truco. El cedé sonaba a lata. El término remasterización no era común, por aquel entonces, en los oscuros pasillos de las oficinas de las empresas de enciclopedias por fascículos. La calidad era similar a la de aquellos radiocassetes de plástico negro con micrófono incorporado, que de no estar enchufados funcionaban con ocho pilas de las grandes, en los que había que pulsar a la vez los botones de REC y PLAY para ejecutar el grabador. Además, la cinta original, imagino, sería obra de algún hippie drogado. Y eso en el mejor de los casos. Así que la alegría familiar no fue completa. Como muchísimas otras familias de la época jamás compramos el segundo fascículo de la gran enciclopedia del rock.

El desenlace supongo que ya lo imaginan. Un buen día decidí escuchar la canción nueve, la de los Beatles. Nunca volví a ser el mismo.


Yesterday se podría considerar, pese a quien pese, la canción más exitosa de los Beatles y, por extensión, de la historia musical contemporánea. Tresmil artistas de casi todos los estilos enumerables han versionado Yesterday desde su edición en 1965, el prestigioso libro Guiness de los records (lectura imprescindible del 2073) así lo certifica. La web songfacts, para más detalles, apunta que en cualquier momento del presente alguna versión de esta canción está siendo radiada en algún punto del planeta. Una teoría de dudosa utilidad y difícilmente contrastable (como otras tantas) que, en realidad, dice lo suficiente de esta canción como para comprender su trascendencia en la historia de la música contemporánea y la cultura popular. Sin embargo, la canción no fue editada como single en el Reino Unido. En EE UU, que para estas cosas como para casi todo son muy suyos, el single Yesterday, con Act Naturally en la cara B, fue publicado el 13 de septiembre de 1965 con el éxito imaginable. Este tema es el penúltimo corte de la cara B del LP Help! En el post que dedicamos a este álbum ya enumeramos alguna de las muchas virtudes de este hito.

En muchos sentidos Yesterday fue revolucionaria. Empezando por el hecho de que McCartney fue el único beatle en tomar parte en la grabación, acompañado por un cuarteto de cuerda. En directo, Paul solía interpretar esta delicada pieza también en solitario. Sin embargo, en la grabación incluida en la compilación que cambió mi vida los Beatles restantes acompañaban la voz de Paul, que cambiaba guitarra acústica por su mítico bajo. La primera vez que escuché la versión original me llevé una pequeña desilusión (ironías de la vida), pues no sonaba como ya había imaginado. Con el tiempo, creo que he aprendido a escucharla como se aprenden a disfrutar las cosas que uno ama.

Yesterday tiene una relevancia extrema en mi educación cultural, pues me abrió la puerta a muchos de los placeres de los que, muy de tarde en tarde, hablo en este foro. Tanto es así que se la podría considerar como el pilar maestra de ésta casa de sabiduría desordenada e inútil que es inter shitty 2073, enumeración de placeres mundanos referenciados y opiniones insensatas. Por eso creo que siempre será mi canción preferida de los Beatles. Y también por eso, la canción (cuya versión original pueden escuchar si pulsan al hipervínculo que comienza el texto) es la protagonista de este post centenario.

Como este blog no tiene ya ni identidad, ni regularidad, ni personalidad, ni cumpleaños, no se encuentran muchos motivos para las celebraciones internas. Sin embargo, no he querido dejar pasar esta eventualidad numérica y, de paso, aprovechar para agradecerles a ustedes, mis lectores (a los cuatro) por vuestro empeño en mantener vivo este blog. Como se suele decir, no diré nombres, que está feo, pero ustedes ya saben quienes son. Especialmente a todos los que completan mis cojos conocimientos con sus fieles y sabios comentarios. No hay jamones en el mundo para pagarles su contribución. Y también, a los amigos y familiares que hacen sus comentarios de espaldas a la galería (algunos muy jugosos) y que leen con cariño, pese a haber escuchado ya muchas de estas cantinelas en numerosas ocasiones. Ustedes le dan la vida a este rincón y por ustedes debería cumplir todas las cosas que me propongo o en las que pienso en mis muchos paseos en horario laboral.


Echándole estos días un vistazo al ayer de este blog, uno se da cuenta que al principio la cosa iba bien, que contaba con cierta proyección o progresión. Después del parón de seis o siete meses nada ha vuelto a ser igual. Pero, si me diera por escribir más posts, creo que este sitio no estaría ni tan mal. Ustedes que no desisten, en el fondo, hacen posible la supervivencia de este espacio (esperemos que en otras cien ediciones más, por lo menos, aunque eso nos lleve toda una década). Con un propósito de enmienda de por medio, que ya saben que en el fondo no cuesta nada, les dejo con este youtube de propina. La filmación en el Budokan japonés de la versión rareza de Yesterday incluida en la enciclopedia de los cojones. Puro 2073.

5 Comments:

At 10:40 a. m., Anonymous maruxiña said...

Pues hoy he decidido aportar mi granito de arena en este pequeño Frikie Planet, tras la alusión a los 4 lectores de este blog (error, leer lo hacemos muchos aunque no todos participamos en esta familia de comentaristas...)
Noto cierta morriña en este post (quizás sea la llegada de las fiestas navideñas...). Yesterday no está mal aunque desde mi modesta opinión prefiero Strawberry Fields Forever, más sicodélica, más alegre... Lo bueno de los Beatles es que hacen reir, saltar y olvidarte de lo que al final resultan ser problemas mundanos. Gustan incluso en momentos de melancolía dibujando una sonrisa...
Por cierto, buenos días a Luis Ángel y todos lo que forman parte de la plana de comentaristas (también al director del blog ;) porque alegráis lo que denominan una dura jornada laboral.

 
At 11:10 a. m., Blogger Mycroft said...

Para mi es imposible elegir solo una canción de los Beatles. Unos días "A day in the life" me parece la mejor, otros "Norwegian Wood"..."Helter Skelter", "Happiness is a Warm gun"...
Imposible. No podría elegir solo una.
Y ya sabe, que los parroquianos de siempre nos dejaremos caer por aquí indefectiblemente...

 
At 7:22 a. m., Anonymous Anónimo said...

Aguantaremos la década en tal caso.

 
At 2:48 p. m., Anonymous Anónimo said...

Me uno a la maruxiña al decir que más de 4 leen este blog aunque no todos aportamos algo a los comentarios. Sin embargo he de decir que estas reflexiones algo nostálgicas,nos gustan porque nos llegan a todos y de alguna manera te remueven un poco (sin llegar a la nausea no se entienda mal) y sin ser gran conocedora de los beatles creo que yersterday tiene igualmente esa capacidad. Cuando la escuchas una no puede reprimir el sentimiento de que alguna vez vivimos ese ayer.
Animo intershitty a ti te queda más de un mañana y nosotros aquí que lo veremos.

 
At 8:58 p. m., Blogger perrolutxo said...

Gracias por sus comentarios, son ustedes bellísimas personas.

maruxiña, ya era hora de que usted hiciera un comentario. En primer lugar, porque las audiencia femenina de inter shitty no se hace nada oír y por que lo que dice es muy interesante. Strawberry Field Forever es, sin duda, una de las grandes canciones de esta banda.

mycroft, le veo que barre quizá para lennon. A day in the life es, tal vez, la gran canción beatle. Y happines is a warm gun es también una de mis favoritas. PAra mí, en ese estilo, I am the walrus entra en directa competición de Yesterday.

horror, si han aguantado hasta ahora sé que lo harán hasta que se hunda el barco. Gracias una vez más.

y, en fin, usuaria de nombre desconocido (cuya identidad creo conocer, sin embargo), gracias también a usted por su comentario. ¡Dos comentarios femeninos en un sólo post!

Un abrazo para todos, el 2073 mandará las botellas de champán que prometió...

 

Publicar un comentario

<< Home

Web Counter
Hit Counters

Powered by Blogger