!DOCTYPE html PUBLIC "-//W3C//DTD XHTML 1.0 Strict//EN" "http://www.w3.org/TR/xhtml1/DTD/xhtml1-strict.dtd"> inter shitty 2073: ¿Se acuerdan de "La parada de los monstruos"?

inter shitty 2073

El blog las verdades relativas, las reflexiones estúpidas y las referencias idiotas. Donde las cosas se aprenden desordenadamente.

13.9.05

¿Se acuerdan de "La parada de los monstruos"?


La pregunta que sirve para titular este post es, obviamente, retórica. La mayoría de ustedes dan sobradas muestras de amor por el séptimo arte como para desconocer la obra maestra de Todd Browning, Freaks. La cual, es imposible de olvidar una vez vista. Si, por cualquier circunstancia, no la hubieran visto, apresúrense y háganse con ella en alguna videoteca, bájenla de internet... qué se yo. Véanla. Es una apuesta a caballo ganador, pues combina el encanto de los primeros años del cine sonoro con las muestras más talentosas del primer cine de serie B. La verdad es que la película es de la Metro, pero en este caso la B correspondería a BIZARRO. Hasta aquí bien, si no la han visto no lean el siguiente párrafo pues puede estar lleno de spoilers. Y es que, Freaks merece la pena ser vista sin ningún tipo de conocimiento previo. No es que lo que a continuación comente sea nada que destripe el final de la película, pero hay ciertas sorpresas que más vale respetarlas a todo aquel que se acerque por primera vez a este clásico.

Bien, si aún así siguen leyendo (el siguiente párrafo, insisto), allá ustedes.

Ya no existen los auténticos freaks en los circos; no como los de las películas por lo menos. Antes los circos se valían de clásicos que a todo el mundo desagradaban y sorprendían. Un tipo de gente que se veía obligada a vivir de sus rarezas físicas. Que tenía que vivir entre sus semejantes, pues de otra manera serían rechazados por la cruel sociedad. Así, Freaks nos muestra ese mítico circo de principios de siglo que amalgamaba todo tipo de personajes, a cual más esperpéntico. Hombres que se tragan sables o antorchas. La Mujer Barbuda. Josephine Joseph, medio hombre, medio mujer. Las gemelas siamesas. El torso viviente. Y, como no, la encantadora Schlitze; que según mi amigo Dofreako es el paradigma de niño rata. Aunque estos son sólo algunos de mis ejemplos favoritos. Ustedes se acordarán del resto. Aquellos profesionales del circo más loco, más delirante, cruel y amable. El circo de verdad. El que recorría los caminos de medio mundo en aquellos carromatos lisérgicos. El de aquella gente que vivía, literalmente, en la carretera. Un circo que dentro de su bizarrismo era honesto.

Un servidor hace mucho que no va al circo. Desde que era muy pequeñito. Aunque nunca me ha atraído mucho el espectáculo circense, para serles sincero. En realidad, recuerdo que la primera vez que fui era un infante deseoso de ver al mítico Espinete, que por aquel entonces era mi estrella de televisión favorita. Por supuesto yo creía que Espinete existía. Creía en ese entrañable erizo rosa. Pero mi decepción fue enorme cuando un tipo salió a la arena con un disfraz de la estrella de nuestro Barrio Sésamo. Porque, aunque yo tenía cuatro o cinco años, sabía que aquel no era Espinete. No era ni el Espinete de la tele, ni el que aparecía en los carteles que el circo había colocado por toda la ciudad. Ni el que salía en las entradas. Me sentí como Bart Simpson cuando en aquel verano en el campamento Krusty vio como en vez de su payaso del alma aparecía de visita Burney, completamente borracho, disfrazado de su estrella televisiva. "Este no es Espinete, yo quiero al Espinete de la foto". No lo dije. Pero ahora pienso que algo parecido debió pasar por mi cabeza. Me costó mucho recuperarme de aquella decepción. Porque fue la primer de muchas parecidas. El circo, ese mundo mágico construido para alimentar durante unas horas la imaginación y los deseos más guasíbilis de niños y niñas, se había rebelado contra nosotros. Nos había mentido. ¿Ángel Cristo tenía la culpa? No lo sé. Pero alguien, aparte de él, había perdido el norte.

Por eso quiero compartir estas instantáneas con ustedes, que me consta que son niños y niñas grandes. La ciudad se llena de carteles cuando llega el circo. Un payaso reparte entradas con descuentos a la salida del colegio. A los niños, el corazón les late tan fuerte de la emoción que podría salírseles del pecho. Pero no intuyen que hay una enorme estafa detrás de esas sonrisas y esos colores chillones. A falta de auténticos freaks, algún desalmado empresario circense se inventa personajes imposibles. Seres que de existir, bien merecerían formar parte de cualquier circo de cinco estrellas. Pero que, por desgracia, no existen. Sí, repetid conmigo: NO EXISTEN. Son bizarros, pero no existen. A mí ya me la clavaron con Espinete. Y no quiero que haya una nueva generación de niños y niñas decepcionados. Niños y niñas obligados a crecer demasiado aprisa. Porque si con cinco años tomamos consciencia de que el circo nos miente, caemos en la cuenta de que cualquiera nos puede mentir. Es una caída demasiado dura.


Este es el Grelion. Una nueva metamorfosis del mítico Ligre o Tigrón. Mitad tigre, mitad león. Huele a camelo de lejos. Pese a que, por otra parte, me resulte de lo más gracioso y entrañable, al pensar en los pobres niños siento una indescriptible ira. Pero lo peor, o lo mejor, está mas abajo.


Ustedes lo pueden leer. Tiburonman. El Hombre Tiburón... "¡Al límite de lo imposible!" Serán desalmaados. A uno le hierve la sangre. No sé a ustedes. ¿Es que ya ni los payasos piensan en los niños?

7 Comments:

At 11:19 p. m., Anonymous flux said...

Yo recuerdo "la parada de los monstruos" con auténtico miedo.
La vi siendo una niña y me impresionó mucho. Tuve pesadillas.
Y NO, NO ESTUVE EN EL ESTRENO, que te veo venir... jejeje...

 
At 1:29 a. m., Anonymous Mycroft said...

Browning se esfuerza a fondo y consigue el milagro...
Además trata a sus personajes con mucho respeto y hasta admiración, se ve que tuvo experiencia en auténticos circos de la época...(o eso leí en alguna parte...)

 
At 8:25 p. m., Anonymous Dr.Benway said...

Pues no he leído el post amigo, es que aún no la he visto; sí ya lo sé soy lo peor. Tiempo al tiempo

 
At 8:33 p. m., Blogger perrolutxo said...

Jajaja, flux... amiga, subestima usted mis dotes caballerescas. Jamás haría conjeturas o bromas con la edad de una dama... ;D
La verdad es que a mí me hubiera gustado verla de niño. Porque de mayor ya me impresionó lo suyo..

Y estoy de acuerdo con usted, mycroft. No sabía que Browning había tenido experiencias en circos de este tipo. Pero en ningún momento la pelicula es desalmada o condescendiente... Lo retrata con tanta naturalidad que todo lo que aparece en pantalla sorprende mucho más.

Doctor, hace usted bien. Mi amigo Dofreako me la recomendó una y mil veces, pero jamás me dijo ni un solo detalle de la cinta. Y me alegro. Porque es de esas pelis que merecen la pena ser vistas sin ningún tipo de consideración previa. Veala, porque va a disfrutar de un clásico.

Un saludo a todos!

 
At 4:28 p. m., Blogger Tretolari said...

Despues de mas de un mes de espera he conseguido ver esta gran pelicula, ya q el emule me bajo primero la secuela "Freaks, la disparatada parada de los monstruos" en la que el hermano mayor yonki de Blosson era transformado en siames de la wapa de turno de los 80'. Me ha gustado como te mete en el mundo de los "monstruos" hasta q compartes sus sentimientos, hasta que te das cuenta quienes son los verdaderos monstruos de esta historia.

besos a todos monstru@s

 
At 9:55 p. m., Blogger perrolutxo said...

No conocía esa secuela don tretolari... pero suena deliciosa, jeje.. Creo que si usted ha disfrutado de la historia tanto como el resto de los presentes es porque todos nos hemos sentido un poco como esos freaks de la peli ¿no? O solo me pasa a mí...

Un beso para usted, hermano montruo

 
At 9:36 p. m., Anonymous El del chandal amarillo said...

Soy otro de los "contaminados" por Dofreako (no te costará adivinar quién) que la vio sin conocimiento previo y cayó prendado (gracias, por cierto, por dedicarle un huequecito a esta joya). Sin más, solo puedo decir: Dios Salve a los Niños Rata!!!!!!!!!

 

Publicar un comentario

<< Home

Web Counter
Hit Counters

Powered by Blogger