!DOCTYPE html PUBLIC "-//W3C//DTD XHTML 1.0 Strict//EN" "http://www.w3.org/TR/xhtml1/DTD/xhtml1-strict.dtd"> inter shitty 2073: Lógica catódica (si es que ésta existiera) # 01

inter shitty 2073

El blog las verdades relativas, las reflexiones estúpidas y las referencias idiotas. Donde las cosas se aprenden desordenadamente.

10.7.05

Lógica catódica (si es que ésta existiera) # 01

Mi, ya confesada, condición de parado me da no pocas satisfacciones y no menos tribulaciones. A estas alturas ya no sé si las cinco horas que mi desocupada posición me permite pasar frente al televisor es parte de los pros o los contras de aquella. Hace ya una agobiante semana tuve ante mis ojos toda una golosina visual de que exdraje una serie de reflexiones que quisiera "de compartir" con ustedes en este rincón del ciberespacio.

El subproducto que tuve el placer o disgusto de consumir se trataba de un irrisorio telefilme titulado "La américa perdida". Todo un bodrio-homenaje a todo lo trash, casposo y demodé. La cinta estaba, por cierto, dirigida y protagonizada por el clan de los Al bano. Cuando Romina e hijas todavía compartían lazos con el infumable cantautor italiano. Nótese el oportunismo de los programadores de Tele5 que ofrecía tal desvergüenza fílmica tras ese sonrojante espacio llamado Salsa Rosa. (Juro que el encuentro con Albano & co. fue totalmente causal, únicamente motivado por el azaroso zap zap de mi mando a distancia).

El argumento era totalmente plano: la familia de artistas se lanza a un viaje musical y turístico por los USA en furgoneta con un resultado lamentable. Como si fuera un guión escupido por una máquina de tópicos italianos acerca de yankilandia. No faltan, por cierto, ni la voz en off del patriarca y la matriarca, ni improvisados videoclips que dejan perplejos a atónitos viandantes, ni exajeradas dósis de paletismo reflejadas en las maneras y camisas de Al Bano (¡Exijo un óscar para el vestuario!). Vamos, el resultado es puro homevideo. Y si ya suelen ser patéticos los videos caseros de las vacaciones de nuestros familiares imagináos el resultado con esos perniciosos sujetos como protagonistas indiscutibles. Es como si montáramos en una "jargoneta" a los componentes de Camela, los soltaramos por los States y rodáramos las vicisitudes de su travesía. Pura desvergüenza, como decíamos.

Impagables son la caravana y los planos de las hijas. Desde luego la cinta se disfruta mucho más quince años después de su factura, por los escarceos vitales de esta malograda familia de juglares, ya sabéis.

Los productores ocultaron su identidad. Tengo varias teorías para explicar esta circunstancia. Mis raíces cinéfagas me llevan a la deducción más evidente. Vistas la conexión entre el italianismo destilado por Al Bano en la tierra de los Norteamericanos, donde su hoy exparienta parece tener sus raíces, la palabra mágica es mafia. Puro camorrismo. Blanqueo de dinero. Ajuste de cuentas. El resultado, por lo menos, está patentemente carente de toda ética, al mas puro estilo siciliano. Mi segunda opción es bastante más descabellada. Un puñado de nuevos ricos de estos que viven en un constante delirio expendedor y vital querían echarse unas risas y liaron al clan de la "Felichitá" para hacer el papelón de sus vidas en la pantalla pequeña, antes de que Lidia Lozano rompiera a base de taconazos dialécticos el suelo de todos los platós rosas de este país. Seguramente Silvio Berlusconi (propietario en un 51% de Tele5) se pudiera contar entre esa pandilla de obscenamente ricos que se han cansado de putas, farlopa y whisky de malta. Como véis sea cual fuere la opción elegida la mafia tiene, de todas formas, algo que ver.

Aviso a los interesados en paladear esta subdelicia caspocatódica que verla durante más de un cuarto de hora puede provocar desprendimiento de retina y agudísimos dolores de cabeza. Además de poder hacerte dudar de la condición racional de la raza humana en general y de la tuya intelectual en particular.

Sólo unos apuntes más: Romina va de diva, Al Bano aburre a un camello con su charla y creo que el cameraman, un primo de Romina que había grabado alguna comunión familiar, se suicidó después de esta incomprensible aventura. Sólo un detalle acerca de la dialéctica albaniana. Al despedirse de un navajo al que había encontrado en un remoto pueblo tocando la guitarra y al que "deleitó" con una canción popular italiana le espetó "La vida es el arte del encuentro". Sólo faltaban las risas enlatadas.

Como conclusión solo cabe apuntar que, visto lo visto, no me volveré a quedar un sábado en casa y que no me extraña que la hija de Al Bano y Romina se largara de casa y se escondiera en alguna cueva. Y para rematar un último detalle-anécdota: por dos veces Al Bano pasó del mismo autoestopista. La primera vez una soñolienta Romina soltó "¡Qué divertido, está hacierndo dedo, cógele!" A lo que su marido respondió con un rotundo "No". En la segunda ocasión Romina quiso de nuevo actuar como Teresa de Calcuta particular y al intentar convencer a su marido para que recogiera al pobre tipo encontró esta respuesta: "No le vamos a coger. Mira que sucio está. ¿Quién sabe cuántos kilómetros llevará a sus espaldas?" Pues eso, Al Bano, la vida, el arte del encuentro.

3 Comments:

At 8:30 p. m., Anonymous Horrorscope said...

¡Dios! esta droga hay que probarla.

 
At 8:30 p. m., Anonymous Horrorscope said...

¡Dios! esta droga hay que probarla.

 
At 5:20 p. m., Blogger perrolutxo said...

jajajajaja... No lo haga en más de una ocasion. Y no se lo diga a sus amigos. Pensarán que esta usted enfermo...

 

Publicar un comentario

<< Home

Web Counter
Hit Counters

Powered by Blogger